Ponsdecomunicacio

El secreto está en la Salsa

Les Moules Frites es el plato nacional belga y el segundo preferido por los franceses, sólo un punto por debajo del magret de canard. Además, Francia ostenta el récord de ser el país dónde se comen más mejillones per cápita al año, unas 30 toneladas.

Combinarlos con patatas en un mismo bocado me generaba mucha curiosidad. Un maridaje que se entiende al leer su origen como plato popular, cuando en invierno la escasez de pescado incrementaba su coste y las patatas eran siempre un recurso económico.

De la misma manera que su homólogo fish&chips al otro lado del Canal de la Mancha, lo que les convierte en manjar es la Salsa que les acompaña. Dicen que hay una treintena de variedades para bañar estos mejillones cocidos al vapor con guarnición. La que yo probé en un puerto de la Costa Azul era un perfecto cocktail de creme fraîche, vino blanco, hinojo, anís estrellado, limón y cúrcuma.

Y como potenciador de sabor: comerlos con las manos, utilizando media concha como cuchara… et bon appétit bien sur!

Afegeix el teu comentari