Ponsdecomunicacio

Limonada y pretzels en un Farmer Market amish

Los Farmers Markets de USA son siempre un buen alto en el camino y, más aún, si éste son las carreteras rurales de Lancaster County, en Pennsylvania, llenas de carruajes y granjas amish con ropa tendida, en sus márgenes.

El origen del mercado de Bird-in-Hand es un cruce de caminos que data de 1734 y es un buen lugar para percibir otra manera de vivir… sin fotos, ni móviles, ni ropa de temporada, ni series, ni coches, ni electricidad.

Un estilo de vida basado en una interpretación muy estricta de la Biblia, que no deja entrar la vida moderna en las casas para evitar tentaciones que puedan ir contra el núcleo familiar y la Iglesia. Una forma de funcionar que se basa en la simplicidad y la autosuficiencia, y que pretende ser tan respetuosa con el entorno que ni utiliza tractores para arar sus característicos campos de maíz. Un sentimiento de pertenencia a la comunidad tan arraigado que todo se hace en colaboración con sus iguales, como mostraba la escena de la construcción del granero en “Único Testigo”, de Peter Weir.

Bird-in-Hand es un buen lugar para ver más allá de esta película e incluso poder mirar de reojo a los Samuels, Davids,  Jacbos, Marys, Ruths, Sarahs, Hannahs o Marthas que sirven aquí fresh-squeezed lemonade, apple cider, fried chicken, pretzels o venden sus artesanías y manualidades, como unos entrañables muñecos amish de trapo con su peculiar dress code.

Los varones lucen sombreros grandes según su edad y estatus, pantalones oscuros sujetados por tirantes y barba si están casados, pero nunca bigote ya que lo asocian a los militares… Por su parte ellas no se adornan con joyas y esconden sus largas melenas, que nunca cortan, dentro de gorros blancos que combinan con capas y faldas a medio camino entre rodilla y tobillo.

Un conjunto costumbrista que, a pesar de las apariencias, no parece que vaya a ser reemplazado por ahora ya que, según las estadísticas de este condado de los Estados Unidos, desde 1960 su población amish se ha triplicado.

Afegeix el teu comentari