Ponsdecomunicacio

Snorkel entre las paredes de Norteamérica y Euroasia

Thingvellir es un parque nacional islandés, declarado patrimonio de la Humanidad de la UNESCO por sus características tectónicas y volcánicas. En él se puede ver cómo Islandia se encuentra en plena falla que separa las placas de Norteamérica y Euroasia.

Es más… ¡se puede bucear entre ellas! Para ello hay que dirigirse a una grieta de agua dulce llamada Silfra y, eso sí, equiparse el doble ya que el agua está a sólo 2º de temperatura, es decir prácticamente helada.

Aunque vestir dos neoprenos dificulta el camino hasta la inmersión, hay que asegurarse que quedan bien ceñidos para que no se cuele ni una gota de agua… excepto en la cara, que queda al descubierto.

La incomodidad se olvida una vez se flota… y bajo el agua se ven unos largos spaghetti de color verde fosforescente. Estas algas son la única forma de vida, ya que la baja temperatura impide que habiten peces. Pero también hace que las aguas sean tan prístinas que el fondo se ve con perfecta nitidez, aunque se encuentre a 30 metros de profundidad.

Debido a la baja temperatura, esta ruta de snorkel no se alarga más de 40 minutos. Los titulados que optan por el submarinismo no sólo pueden bucear entre dos continentes sino que incluso hay un punto donde pueden tocar cada uno con una mano. Un photocall inigualable…

Afegeix el teu comentari