Ponsdecomunicacio

Domino Park, el nuevo recreo de Williamsburg

Se trata de uno de los últimos estrenos de New York City y no tiene pérdida… Ni por sus buenas vibraciones ni por su location, ya que se ubica justo donde el puente colgante de Williamsburg pone el pie en Brooklyn. 

Inaugurado en 2018, este nuevo parque da -mucha- vida a una antigua zona industrial, con vistas al skyline más famoso del mundo, que llevaba años abandonada. De su pasado conserva el nombre ya que la Domino Sugar Refinery llegó a ser una de las fábricas más importantes de Estados Unidos, y dio trabajo a inmigrantes de todo el mundo que aportaron color y diversidad cultural a Brooklyn.

También ha mantenido sus antiguas estructuras de carácter industrial, como chimeneas y enormes grúas que descargaban la caña de azúcar de los barcos. Ahora, pintadas de un atrevido color turquesa, funcionan sólo como contraste junto a una plataforma elevada que recuerda al celebrado High Line que recorre Chelsea. Otra influencia, en este caso de la Crown Fountain de Chicago, son los surtidores de agua que conectan a los vecinos del barrio, desde caribeños hasta judíos ultraortodoxos.

Este proyecto urbanístico que le renueva a Williamsburg la etiqueta de  barrio trendy, es una muestra más de integración de la naturaleza en la ciudad. Cuenta con una beach voleyball con pista reglamentaria, un espacio para pasear en bicicleta, skate o patinete, y hasta un chiringuito donde combinar tacos y margaritas.

En sus hamacas y explanadas verdes, los newyorkers toman el sol, leen, juegan a cartas, meditan, comparten picnic, practican yoga, conversan o se abandonan al dolce far niente tan inusual en Manhattan, a la otra orilla del East River.

Afegeix el teu comentari